sábado, 21 de junio de 2014

La canción de IKEA

Para contrastar un poco con las dos últimas entradas, hoy vengo a publicar un poco de mi lado no oscuro... o el oscuro, depende cómo se mire.
Unos amigos y yo tenemos un canal de YouTube (HastaLosCojoneh) donde de vez en cuando subimos vídeos de un humor principalmente. Nos gusta liarla un poco dándole toques de humor negro a los vídeos y pueh nah, nosotros lo pasamos muy bien haciéndolos.

Hace un par de días fuimos a grabar al IKEA así a lo random y ayer durante el montaje salió esta maravilla cinematográfica-musical:



Participan: Marta Álvarez, Salvador Marhuenda, Maria José Franco, Guillermo Franco, Adrián Montoya, Cristian Montoya.

miércoles, 18 de junio de 2014

Soledad

En soledad todo es diferente, porque tengo tiempo para sentirme sola. Tengo tiempo para pensar en cosas que al estar con alguien se me olvida pensar. Cuando no hay nadie a mi alrededor me vuelo aún más frágil e insegura. Me bloqueo. Me vuelvo inútil.
Todas las cosas que intento hacer me acaban haciendo sentir mal porque son en vano.

En soledad tengo hambre, porque pienso en comer. Tengo tiempo para aburrirme, y para arrepentirme de mil y una cosas que coma. Tengo tiempo para plantearme por qué estoy sola en ese momento. Cuando no hay nadie a mi alrededor pienso en cosas malas de mí y a veces del resto. Me vuelvo cruel. Y me hace pensar que el mundo es cruel. En soledad me doy más cuenta de que te necesito.

En soledad todo es diferente. Me apago, me vuelvo... yo.


martes, 10 de junio de 2014

Wish

(sorry for my English, this is a kind of experiment)

Shame. Shame of going out. Shame of people looking at me. Shame of malicious words. Even more shame of not malicious words.
Tears. Tears when going out. Tears when people looking at me. Tears when malicious words. Even more tears when not malicious words.
Feeling. Feeling of a street that doesn't want me. Feeling of everybody staring at me. Feeling of people being about to say malicious words. Even more feeling of nice people accidentally hurting me.

Impotence of not being able to just run away from myself, from my body. Impotence of not being able to just destroy myself, my body. My face. This is not about being too fat or too thin. Not about fucking society. This is about myself and all my fucking mistakes that make me feel sick, useless, sad, ugly.

How I wish...

jueves, 5 de junio de 2014

Inspiración

Pues esto es una estudiante de artes del Floridablanca a la que le mandan hacer un corto para clase con meses de antelación y no espabila hasta que no se da cuenta de que el curso va a acabar en un par de semanas. (Sí, hablo de mí).

Hoy no vengo a escribir mucho, sólo quería dejar por aquí un cortometraje que hice hace poco para mi asignatura de cultura audiovisual. No es gran cosa, aún no manejo bien el tema de las cámaras y se me grabó en calidad de mierda. Pero bueno, es un trabajo de clase y lo pasé bien grabando con mi chorbo.
Ah y además, se presentará al concurso de cortometrajes del instituto. ¡Espero tener suerte!

Ahí lo dejo:



GUIÓN, DIRECCIÓN Y CÁMARA: Marta Álvarez
ACTOR: Salvador Marhuenda
MONTAJE: Marta Álvarez y Salvador Marhuenda
MÚSICA: Witches - 떳다! 그녀 (There she is!)

Y creo que ya no hay nada más, ¿no? Espero que os guste.

'Ta otra.


martes, 3 de junio de 2014

Nudo

Estos días vivo con un nudo constante en el estómago, por una cosa u otra. Trato de hacer las cosas bien, de que todo vaya como debe ir, pero eso no va a ser posible. A veces siento que mi vida está condicionada por hacer felices a los demás, asegurarme de no ofender a nadie, andar con la meticulosidad del gato entre figuras de porcelana.

Pero ¿y si el gato quiere sentarse y no tiene espacio? Debe aguantar de pie para no tirar ninguna figura. ¿Y si el gato tira sin querer alguna? Reprimenda para él, pobre, que sólo quería sentirse cómodo.

Me resulta difícil imaginar al gato a punto de arañar tu mueble favorito tramando perversos planes en su cabecita a cerca de cómo destrozar el sofá del salón. Probablemente él sólo quería marcar su territorio inocentemente.

Y lo más seguro es que tras haber sido sorprendido por el ladrador perro del vecino que tanto miedo le da, esas riñas le hagan sentir peor. O tras la repentina caída al intentar saltar de un balcón a otro. O simplemente tras la decepción de la caza fallida de una mosca.

Pobre, que sólo quiere hacer su vida normal de gato basada en dormir y comer, y sólo ha conseguido un nudo en el estómago. Y luego se preguntan por qué está siempre hecho una bolita en su escondrijo.

Bonito gatito, duerme gatito, bien, bien, bien...

domingo, 1 de junio de 2014

Prólogo (del fin)

Como era demasiado predecible empezar por el principio, y yo tengo que ser tan alternativa siempre, pues lo haré por el final. Nah. La verdadera razón por la que empiezo por el final, es porque mi principio fue hace tiempo ya, pero ahora ha llegado mi primer final en este nuevo comienzo. Para mí, el prólogo empezó cuando acabó el curso pasado, y el capítulo uno al inicio de este.

El capítulo uno, como todos los primeros capítulos empezó con miedo a la vez que ilusión. Estaba ansiosa por empezar mi libro, con las expectativas del escritor que tras años de fracasos literarios por fin tenía una idea de best-seller, pero con unas gotas de inseguridad debido a este desastroso pasado que no podía repetirse.
Ahora que el capítulo uno está a punto de llegar a su fin, he sentido estos impulsos de comenzar a plasmar a partir de ahora (a mi particular manera) retales de lo que ha sido y va a ser el resto de mi libro, y por eso escribo este "prólogo", "introducción", "pollo al ajillo", o como queráis llamarlo. ¿Que ya había un prólogo antes del capítulo uno? Ya, pero este es del capítulo dos, que es por donde empieza esto (soy muy desordenada).

Y sí, ahora es uno de esos momentos en los que debería estar estudiando y estoy haciendo cualquier otra cosa con tal de no estudiar. Si no tuviera que estar estudiando probablemente jamás habría empezado a escribir esto y mi vida sería tan diferente en 10 años que quién sabe si habría acabado muerta. ¡¿Así que le debo mi supervivencia a Popper?! (esto ha sonado mucho a delirios de Amelie)

En fin, ahora estoy a punto de acabar el curso, un curso realmente diferente al resto de cursos de mi vida. Que no, no ha sido perfecto, pero ¿a caso es eso posible? Y no, mis cosas no han desaparecido... pero he conseguido enterrarlas un poquito más que el año pasado. Espero no estar cantando victoria antes de tiempo, así que debería volver a mis tareas y dar un último empujón para no mandar el esfuerzo del primer capítulo a la mierda.

Muchas cosas rondan por mi cabeza, pero me controlaré, aún no es el momento de soltarlas. Esto sólo es un pollo al ajillo. El verdadero fin ya llegará, y sí, con fin me refiero a principio. Hasta otra, entonces.